ScienCentral News
 
environment general science May 12, 2003 

is a production of
ScienCentral, Inc.
Making Sense of Science

Interes Tambien en Espanol
Relojes del siglo XXI

El renacimiento del tren

Vuelos más seguros

Ojos Privados en el cielo

El futuro de los vuelos ultrarápidos

En busca de la nariz artificial

Para mirarte mejor

Videojuegos violentos

Láser Dental

Islas de calor

El ratón a punto de jubilarse

Virus en teléfonos celulares

Visión nocturna

Cirujano virtual

Escalpelo inteligente

La recuperación de las cajas negras
July 25, 2000

Los investigadores que actúan en accidentes aéreos y en casos criminales a menudo dependen de las grabaciones para resolver los misterios. Pero si las cintas están dañadas o destruidas, las esperanzas de avanzar en la investigación se reducen drásticamente.

Ahora, mediante la utilización de una tecnología similar a la que se emplea en las computadoras hogareñas, un equipo técnico de los Estados Unidos acaba de crear un dispositivo que se perfila como el recurso "high-tech" necesario para recuperar estas evidencias.

Ver para creer

Un grupo de investigadores del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (National Institute of Standards and Technology, NIST) y de la Administración Nacional de Telecomunicaciones e Información del Institute for Telecommunication Sciences desarrolló un tipo especial de microscopio que ayuda a determinar la autenticidad de grabaciones y también permite descifrar información de registros dañados en accidentes o adrede.

El dispositivo utiliza el mismo tipo de pequeños sensores que las computadoras personales sirven para leer el disco rígido. Estos sensores pueden "ver" los sonidos ocultos o dañados de una cinta de audio, video u otro medio magnético como disquettes.

La tecnología se desarrolló en 1996 en la Universidad de California, San Diego como herramienta para la industria de discos duros. Cuando el gobierno recibió un pedido del FBI y del Comité Nacional de Seguridad en el Transporte (National Transportation Safety Board) para desarrollar un modo de recuperar información de cintas de audio, estos investigadores adaptaron el microscopio de estaner magnetoristente para uso forense.

El instrumento pasa, con sumo cuidado, una parte del material magnético por debajo de un sensor de disco duro. A medida que el sensor se mueve por encima del patrón magnético embebido en el material, el dispositivo realiza un mapa de dicho campo. Esta información puede entonces ser reconstruida en computadora para obtener una imágen o traducir los datos directamente en sonido.

clip courtesy NIST

Como resultado se obtiene un detalle de alta calidad. "El tamaño de las pistas es actualmente del orden de uno a dos micrones, es decir la centésima parte del diámetro de un cabello humano", señaló David Pappas, investigador del NIST. "De modo que podemos obtener esta clase de resolución y transferirla para conseguir una imagen de alta resolución de la grabación".

Según Pappas, la principal ventaja de esta técnica es que proporciona el mismo tamaño y fuerza que el campo magnético. La técnica actual, que utiliza fluidos magnéticos, no da indicios de cuán fuerte es el campo y además puede dañar grabaciones digitales y en disquette. "Con esta nueva técnica literalmente vamos al interior y vemos lo fuerte que es el campo y cuál es su dirección, logrando así decodificar la información que se encuentra en la grabación", continuó.

Sonido de alerta

Sin embaro, no siempre hace falta descifrar lo que está en una grabación. El FBI está ensayando la técnica para analizar evidencias tales como marcas borradas. Uno de los "borrones" más famosos de todos los tiempos -el "agujero" de 18 minutos y medio de la grabación del escándalo Watergate- podría ahora volverse visible. En la Administración Nacional de Archivos y Grabaciones de los Estados Unidos (National Archives and Records Administration) están considerando el uso del nuevo dispositivo para examinar el "agujero" y eventualmente rellenarlo con la información faltante. a

Pero Pappas no es del todo optimista. "Si un grabador borra por completo una señal, ésta no puede recuperarse" indicó, aunque aclaró que "es como escribir algo en un papel y después borrarlo. Si no se borra bien, alguien podría descifrar lo que allí estaba"

Damaged black box

En el caso de cintas dañadas, sin embargo, el dispositivo podría ser de mayor utilidad. "Esta tecnología es algo así como miope. En otras palabras, ver mejor de cerca que de lejos y es muy útil para los detalles", explicó Pappas. "En el caso de una cinta dañada de la que sólo quedan partes que no pueden pasarse en un grabador, con este dispositivo se puede obtener la información que queda, y escucharla."

Las grabaciones no son la única fuente de información. La lista de medios magnéticos es muy amplia. Por ejemplo, este tipo de información es el que aparece en los "boarding pass" de las areolíneas y también en los contestadores automáticos, grabadores digitales, cintas de video y, quizás lo más común, en las tarjetas de crédito. Con esta tecnología, aún cuando se corte la tarjeta en dos, la información no se destruiría.

Por el momento, sin embargo, esta técnica es muy difícil de aplicar y sumamente constosa como para pensar que alguien podría usarla con fines inescrupulosos. Pero Pappas advirtió que nunca está de más empezar a cortar las tarjetas en desuso en varias partes y tirar cada pedacito en un cesto diferente.

Otros sitios de interés:

Magnifier May Crack Crimes, Crashes - Science News Online
(en inglés)

American College of Forensic Examiners
(en inglés) Colegio de Investigadores Forenses de los Estados Unidos

Audio Engineering Society
(en inglés)
Sociedad de Ingeniería Acústica

Recent major aviation accident investigations
(en inglés) Recientes investigaciones de accidentes aéreos

Por: Jill Max



Traducción Laura Rozenberg


Qué Buscar Conectarse Ayuda Envíe sus comentarios
ScienCentral News es una coproducción de ScienCentral, Inc.
y Center for Science and the Media
248 West 35th St., 17th Fl., NY, NY 10001 USA (212) 244-9577.
El contenido de este website tiene copyright © ScienCentral, 2000-2003.
Todos los derechos reservados.