ScienCentral News
 
environment general science May 12, 2003 

is a production of
ScienCentral, Inc.
Making Sense of Science

Interes Tambien en Espanol
Peces que no haz de pescar...

El pasado de El Niño

Yuyos y lombrices para limpiar petróleo

Islas de calor

La controversia del maíz

Erosión costera

Desabastecimiento de reptiles

Un año para cocinarse

Conservación de cavernas

Césped ecológico

Gafas para detectar un gas letal

Un "ojo" para estudiar el clima en el espacio

Huracanes: El comienzo de una temporada movida

Auroras: el fin de un misterio

Gas radón en los hogares

El ozono sigue disminuyendo en el hemisferio Norte
May 31, 2000
Polar clouds of the Arctic
imagen: NASA

(Washington, enviada especial) Aún cuando los países desarrollados acordaron, en el protocolo de Montreal en 1996, cesar con la producción gases que afectan a la capa de ozono, ésta sigue adelgazando, y los efectos se han visto este invierno en el hemisferio Norte. La culpa ahora la tiene un tipo de nubes muy hermosas, de color madreperla, que aparecen en el invierno en las zonas próximas al Artico y aún bastante más al sur. "Son nubes muy peligrosas porque literalmente se devoran el ozono", dijo ayer Owen Toon, durante la reunión anual de la American Geophysical Union (Unión Geofísica Norteamericana) en Washington DC.

Estas nubes tornasoladas se forman a gran altura y pueden pasar desapercibidas durante la noche polar, porque el cielo está muy oscuro y la visibilidad es casi nula. Pero con equipos especiales, o en latitudes más bajas -las nubes han llegado a verse en las cercanías de Moscú- es posible divisar estas extrañas formaciones y estudiar su comportamiento.

Más de 200 investigadores de Estados Unidos, Rusia, Japón y Europa participaron de la campaña SOLVE (Sage III Ozone Loss and Validation Experiment). "Lo que descubrimos es que el tamaño de las nubes fue mayor que el esperado para esa época del año y además estuvieron presentes más tiempo que los años anteriores. Por lo tanto causaron más daño en la capa de ozono."

Las llamadas nubes polares estratosféricas, formadas por hielo y ácido nítrico, actúan como una especie de esponja, absorbiendo el cloro de la atmósfera. El cloro, a su vez, es el gran enemigo del ozono, porque al combinarse químicamente con él lo destruye. Es por eso que en 1996, todos los países del mundo se pusieron de acuerdo, a través del Protocolo de Montreal, para detener la producción de los gases CFC (cloro-fluoro-carbonos), responsables de la destrucción del ozono. Sin embargo, como son compuestos muy estables, tardarán aún mucho en desaparecer de la atmósfera. Y siguen jugando el papel de malvados, como se vio ahora en el hemisferio Norte.

Las nubes polares atrapan el cloro y también el ozono. En su interior, ambas sustancias reaccionan y el ozono se destruye. "Cuanto más tiempo permanecen esas nubes, más peligroso es para el ozono", explicó Toon. Este invierno, continuó el especialista que trabaja en el Laboratorio de la Atmósfera y Física Espacial de la Universidad de Boulder, Colorado, fue particularmente especial ya que las nubes estuvieron presentes más tiempo de lo normal y llegaron hasta Suecia y buena parte de Rusia. "Estas nubes cubrían áreas tan amplias que, si se hubiesen presentado en los Estados Unidos, lo hubiesen cubierto completamente", comparó.

A través de mediciones con satélites, globos aerostáticos, aviones especiales, los científicos calcularon que se perdió a razón de un 2 por ciento de ozono diario en el mes de marzo. "Este rápido adelgazamiento nos sorprendió a todos porque no esperábamos que ocurriera en el hemisferio Norte", dijo Toon. Lo dramático es que este ozono, una vez que se pierde, puede demorar varas décadas hasta que vuelve a regenerarse.

La pérdida de ozono es más significativa en el Hemisferio sur, donde se descubrió el fenómeno del "agujero" a mediados de la década del ’80. Recién a comienzos de los ’90, los científicos descubrieron que también se estaba empezando a notar en el hemisferio Norte. "Es más peligroso en el Hemisferio norte porque está más cerca a zonas pobladas, mientars que el agujero del Hemisferio sur se circunscribe más a la zona polar y oceánica", continuó Toon.

 

Una cadena de complicaciones
Polar Stratospheric Clouds in the Arctic region
image: NASA

Para complicar aún más las cosas, los científicos integrantes de la campaña SOLVE descubrieron que las nubes polares estratosféricas están perdiendo nitrógeno, que ayudaba a mantener la estabilidad del ozono. "Esta desnitrificación fue una sorpresa desagradable", agregó.

Y como si fuera poco, se agrega el problema adicional del efecto invernadero. Al recalentarse la atmósfera, debido a la emisión de gases industriales, simultáneamente se enfría la estratósfera (la capa que está por encima de la atmósfera). "La atmósfera es como un escudo que no deja escapar el calor. Y también es como un radiador, calienta lo que está adentro pero enfría lo que está afuera".

Como las nubes polares se forman a menos de 110 grados Farenheit bajo cero, una estratósfera fría es ideal para mantenerlas por mucho tiempo. "Es lo que sucedió este invierno. Las nubes duraron más de lo normal porque la estratósfera estuvo muy fría durante mucho más tiempo", aclaró Toon.

La pérdida de ozono puede traer consecuencias para la vida en la Tierra. Se calcula que los animales sufren por una mayor exposición a los rayos ultravioletas (el ozono actúa como un escudo contra los rayos UV), y los turistas en las playas pueden sufrir quemaduras por el sol. El riesgo de cáncer de piel también aumenta.

Los científicos reunidos en un panel en la reunión anual de la Unión Geofísica Norteamericana dijeron que la recuperación del ozono puede llevar aún varias décadas y que sólo será posible si todos los países del mundo cumplen con la normativa de abandonar la producción, y eliminar los CFC existentes, evitando que lleguen a la atmósfera.

Información sobre la capa de ozono en español:

Disminución de la capa de ozono en el Artico Nota de prensa del Instituto Nacional de Técnica Espacial de España

Disminución de la capa de ozono en Sudamérica. Universidad Técnica Federico Santa María, Chile

Los CFC y el ozono estratosférico, un problema global. por Mario Molina, premio Nobel de Química. Revista Ciencia Hoy


Otros sitios de interés:

Nasa Ames Research Center
Centro de Investigaciones AMES de la NASA (en inglés)

Image 2 of Polar Stratospheric Clouds (PSCs)
Imágenes de las nubes polares estratosféricas obtenidas por la misión SOLVE del centro AMES.

Arctic Ozone Depletion Linked to Longevity of Polar Stratospheric Clouds.
Comunicado de la NASA sobre la destrucción de la capa de ozono debido a las nubes polares estratosféricas.
Emitido el 30 de mayo durante la conferencia anual de la American Geophysical Union (en inglés)

por: Laura Rozenberg



Traducción Laura Rozenberg


Qué Buscar Conectarse Ayuda Envíe sus comentarios
ScienCentral News es una coproducción de ScienCentral, Inc.
y Center for Science and the Media
248 West 35th St., 17th Fl., NY, NY 10001 USA (212) 244-9577.
El contenido de este website tiene copyright © ScienCentral, 2000-2003.
Todos los derechos reservados.