ScienCentral News
 
environment general science May 12, 2003 

is a production of
ScienCentral, Inc.
Making Sense of Science

Interes Tambien en Espanol
Los mil y un motivos para dejar de fumar

Un análisis de sangre evitaría el infarto

Una vacuna contra el mal de Alzheimer

La nariz sabe

Demencia canina

Para escucharte mejor

El fútbol y los niños

El contacto con los microbios a veces es bueno para el bebé

Videojuegos violentos

Láser Dental

Desconcierto por las vacunas

La controversia del maíz

Una clave para el cáncer

Este pequeño virus

Visión nocturna

Faltarán vacunas contra la gripe
July 20, 2000
Drawing from bottle into syringe

Promedia el verano en el Hemisferio norte y la gente piensa más en las vacaciones que en pescarse un tremendo resfrío. Pero hay que pensar dos veces.

Este año, los organismos públicos de salud de los Estados Unidos han bajado la edad mínima recomendada para recibir la vacuna contra la gripe. Hasta el año pasado, la edad mínima era de 65 años. A partir de ahora, se recomienda la vacunación a partir de los 50 años.

El problema es que las vacunas que produce la industria no alcanzarán a cubrir la gran demanda derivada de esta medida. Por eso, los oficiales de salud están pidiendo a la gente sana que en lo posible posponga o evite vacunarse este año. La idea es reservar las vacunas para aquellos que más la necesitan.

Un tiro en la oscuridad

"Este año nos quedaremos cortos en unas 30 o 40 millones de dosis", informó Fernando A.Guerra, director del San Antonio Metropolitan Health District.

Cada primavera, en base a seguimientos globales del virus de la gripe, los investigadores tratan de predecir las tres cepas que predominarán en la temporada fría. Con esta información, la industria farmacéutica se pone en marcha para producir las vacunas necesarias. Ahora, la actual escasez de vacunas pone en evidencia el tremendo desafío de producir vacunas en forma masiva contra virus que mutan constantemente.

Eggs being inoculated animation
image: Wyeth-Ayerst Laboratory

Los virus se cultivan en huevos de gallina y una vez aislados se los mata mediante un proceso químico. Estos virus muertos son los que se usan para preparar la vacuna. Cada dosis pasa por un proceso de purificación y se le aplica un test de control de calidad. En el caso de que el virus seleccionado no crezca en huevo de gallina, se busca alguna alternativa. Pero esto no se logra de la noche a la mañana. Las cepas demoran entre cuatro y cinco meses en crecer antes de que puedan ser desactivadas y procesadas.

Hay tres tipos de influenza o gripe: A, B, y C. Los dos primeros son los más peligrosos. Las tres cepas seleccionadas para el 2000-2001 en los Estados Unidos fueron A/Panama, A/New Caledonia y B/Yamanashi. El problema es que la cepa A/Panama creció más lentamente que lo que se esperaba. "Los científicos no pueden asegurar que obtendrán las cantidades que esperaban de esa cepa", dijo Guerra.

Doble problema

Para complicar aún más las cosas, dos de los laboratorios encargados de fabricar las vacunas - Parkedale Pharmaceuticals and Wyeth-Ayerst Laboratories- tuvieron problemas técnicos en la fases de procesamiento y control de calidad.

People harvesting vaccine from eggs
image: Wyeth-Ayerst Laboratory

En el mes de marzo, la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA), envió una carta al laboratorio Parkedale Pharmaceuticals en la que se citan deficiencias de manufactura, incluyendo potenciales peligros de contaminación. Fue la tercer llamada de atención en siete meses, pero esta vez la FDA ordenó detener el proceso de producción hasta tanto los problemas quedaran solucionados. Desde entonces, Parkdale ha estado trabajando en estrecha relación con la FDA para resolver la cuestión. Si bien el laboratorio estima que las complicaciones serán superadas, el tiempo que demandará la producción todavía es incierto, informó Kyle Maccione, vicepresidente ejecutivo de la empresa.

Pero debido a que la producción de la vacuna es un proceso complicado, las demoras podrían ser inevitables. "Estamos trabajando con organismos vivos", dijo Tom Lupold , director asociado en el proceso de elaboración de la vacuna para el laboratorio Wyeth-Ayerst. "No siempre se pueden pronosticar los tiempos." Wyeth-Ayerst aseguró que llegará a las 27 millones de dosis que produjo el año pasado.

Es una carrera contra el tiempo. La producción de cada cepa comienza en enero, pero las otras dos cepas recién se seleccionan en marzo. Mientras tanto, hay docenas de cepas candidatas a formar parte de la vacuna trivalente.

Peleas por las demoras

Aunque el problema no será crítico, faltarán vacunas esta temporada, según informó Guerra. "Será importante priorizar para poder atender a los más necesitados", aclaró.

La comisión que se encarga de las recomendaciones en cuanto a vacunación, el Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP), ha sugerido demorar el inicio de la vacunación masiva hasta noviembre. Normalmente, la campaña empieza en octubre, pero la vacuna puede ser administrada en cualquier momento durante el invierno. Si la escasez es importante, el ACIP y el Centro para el Control y Prevención de Enfermeadesde de Atlanta ( Centers for Disease Control and Prevention, CDC) podría modificar las recomendaciones de la temporadad 2000-01 de modo de atender primero a aquellos que están en una situación de riesgo mayor y podrían morir por un simple resfrío (personas con bajas defensas, ancianos, etc.)

Preguntas frecuentes

Una inmunización activa garantiza protección contra la gripe por 6 meses en un 70-80% de los casos.

Esta temporada, la OMS recomienda utilizar para el Hemisferio sur vacunas conteniendo las siguientes cepas:

Un virus análogo a A/Sydney/5/97 (H3N2).
Un virus análogo a A/New Caledonia/20/99 (H1N1).
Un virus análogo a B/Beiging/184/93 o B/Yamanashi/166/98.

Recomendaciones de la vacuna: Está indicada su aplicación a toda persona mayor de 6 meses de edad que presente factores de
riesgo que hagan prever complicaciones a causa de la enfermedad:
Mayores de 65 años.
Pacientes crónicos de cualquier edad institucionalizados.
Niños y adultos con patología cardíaca o pulmonar crónica ( se incluye asma grave),
Niños y adultos que durante el año previo hayan requerido hospitalización debida a problemas metabólicos crónicos (incluye diabetes).
Disfunción renal, hemoglobinopatías o inmunosupresión
(incluye la determinada por medicación).
Niños y adolescentes que reciben saliciloterapia crónica
(mayor riesgo de desarrollar síndrome de Reye posinfluenza).
También es conveniente vacunar a personas en contacto con pacientes de riesgo a fin de reducir la posibilidad de la transmisión de la enfermedad.(Integrantes del equipo de salud, personal de hogares de ancianos o instituciones de pacientes crónicos y
convivientes con pacientes en riesgo).

Un resfrío no tan simple

La gripe es una causa importante de muerte en los Estados Unidos, donde anualmente perecen por esta causa unas 20 mil personas y otras 110 mil deben ser hospitalizadas, de acuerdo a las estadísticas que maneja el CDC.

La idea generalizada es que la gripe no es grave, pero desafortunadamente no siempre es así. A veces la gente cree que la vacuna no surtió efecto porque terminó resfriándose durante el invierno. Pero quizás lo que ocurrió es que se trató de un virus distinto. Los laboratorios aseguran que la vacunación es efectiva en un 70 a 90 por ciento de los casos. Si un anciano recibe la vacuna, la posibilidad de ser hospitalizado por una gripe se reduce en un 70 por ciento.

Al cabo de una o dos semanas de recibida la vacuna, el cuerpo humano produce anticuerpos contra esos virus. Las vacunas antiguas, previas a la década del 70, eran menos efectivas y tenían efectos secundarios (especialmente fiebre). En 1976, hubo denuncias de que la vacuna contra la gripe estaría asociada al síndrome de Guillain-Barré, que provoca parálisis. Pero este riesgo aparentemente es de uno o dos casos por millón de habitantes.

Los investigadores procuran mejorar continuamente la vacuna y su administración. Uno de los estudios apunta a producir un aerosol que se aspira por la nariz, y también un tipo de vacuna por , as well as a ingeniería genética, en el que parte del código genético del virus sería insertado en algunas células del organismo para estimular la producción de anticuerpos. Por el momento, sin embargo, estos son ensayos de laboratorio y lo cierto que es la gente sigue dependiendo de la tradicional vacuna contra la gripe.

Otros sitios de interés:

El virus de la gripe en América del Sur
(en español)
Preguntas y respuestas más frecuentes del Servicio de Virus Respiratorios de la Argentina

Vacuna contra la gripe
(en español)
Pautas de la Sociedad Argentina de Pediatría

La vacuna intranasal contra la influenza previene la gripe severa
(en español)

Antiviral flu drugs
(inglés)

Flu basics from the CDC
(inglés)

Information on influenza from the American Lung Association
(inglés)

FluNet from the World Health Organization
(inglés)

Vaccine Information
(inglés)

por Jill Max



Traducción Laura Rozenberg


Qué Buscar Conectarse Ayuda Envíe sus comentarios
ScienCentral News es una coproducción de ScienCentral, Inc.
y Center for Science and the Media
248 West 35th St., 17th Fl., NY, NY 10001 USA (212) 244-9577.
El contenido de este website tiene copyright © ScienCentral, 2000-2003.
Todos los derechos reservados.